Especializados en Implantología Dental

Especialistas en cirugía maxilofacial

Cirugía oral y maxilofacial

La cirugía maxilofacial es una especialidad médico – quirúrgica que inicia su desarrollo a lo largo de la 1ª Guerra Mundíal con motivo de las heridas producidas en las trincheras. En ese momento estos traumatismos eran novedosos y fueron abordados en comandos integrados por cirujanos plásticos, traumatólogos, cirujanos generales y odontólogos.

Posteriormente, con el desarrollo de la automoción se presentó un gran aumento de traumatismos dentofaciales que dió lugar al desarrollo de nuevas técnicas que por aquel entonces fueron aplicadas a la reconstrucción estética dentofacial y a la restauración con implantes dentales.

Actualmente, la cirugía maxilofacial en nuestro país es una especialidad médico- quirúrgica realizada por médicos que se forman vía MIR a nivel hospitalario durante 5 años junto con una formación odontológica.

Sus profesionales se ocupan básicamente del diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de patologías quirúrgicas de la boca, cara y territorio craneofacial dando una solución a la falta de hueso maxilar o mandibular, patología de la articulación de la mandíbula, tumores de cabeza y cuello, cirugía oral, traumatismos dentofaciales... Su formación odontológica le facilita integrar equipos multidisciplinares de profesionales para solventar patologías que serían imposibles corregir mediante una abordaje odontológico exclusivo.

Cirugía oral y maxilofacial en A Coruña

Procedimientos más habituales de cirugía maxilofacial

1.- CIRUGÍA ORAL

Es una parte de la cirugía maxilofacial orientada a solventar la cirugía pre- protesica y a la extracción de quistes e inclusiones dentales, con los mínimos riesgos posibles, para lo que en muchos casos se requiere una especialización del profesional con los medios técnicos y diagnósticos adecuados.

  • Caninos incluidos
  • Muelas del juicio
  • Tracción y anclaje esqueletal para ayudar en ortodoncia.
  • Corticotomias etc.

2.- ARTICULACIÓN TEMPOROMANDIBULAR (ATM)

La articulación temporomandibular (ATM) es la articulación de la mandíbula con la base del cráneo. La mandíbula se une a la base del cráneo por medio de 2 articulaciones (derecha e izquierda) que funcionan de una forma sincronizada, necesitando que a su vez engranen los dientes de la mandíbula con los dientes superiores del maxilar.

Esta articulación puede presentar varios tipos de patologías: degenerativa, traumática, tumoral, infecciosa y disfuncional. Para realizar el diagnóstico correcto debe realizar un estudio clínico y radiológico completo, a través del cual se determina la patología y se establece el tratamiento más adecuado.

A/ Una de las patologías más frecuentes es el síndrome de dolor de ATM o síndrome de dolor miosfacial.

  • Es importante descartar otras patologías
  • Para combatirlo, las técnicas utilizadas son mínimamente invasivas con distintos tipos de férulas, fisioterapia externa, etc, escogiendo el mejor tratamiento según cada caso.

B/ En los casos en los que los síntomas persisten, se puede optar por algún procedimiento quirúrgico minimamente invasivo, hasta los casos más evolucionados que pueden requerir tratamientos más complejos.

3.- RECONSTRUCCIÓN FACIAL

Cuando el paciente precisa una gran reconstrucción facial ya sea para una rehabilitación compleja con implantes dentales o para restaurar grandes defectos estructurales del maxilar o de la cara( traumatismos, tumores) aunque existan más alternativas, en muchos casos la opción idónea puede pasar por diferentes técnicas de injerto autólogo (tomado de su propio cuerpo) que restituya los tejidos perdidos.

Grandes injertos autólogos

  • Injerto microvascularizados: ejemplo el injerto de peroné microvascularizado cuando se necesita reconstruir mandibula, piel, hueso y vasos con el mismo injerto.
  • Injerto Pediculado: como el injerto de Musculo pectoral mayor con una isla de piel para reconstruir suelo de boca...
  • Injerto por desplazamiento: en tumores cutáneos de cara y cuello.
  • Injerto libre como se produce en casos de grandes abrasiones.
  • Injertos óseos libres o microvascularizados: cresta iliaca, tibia...
  • GRANDES INJERTOS DE CRESTA ILIACA, TIBIA etc, orientados a cirugía guiada, que hemos expuesto en implantología dental y para cirugía ortognática, traumatismos etc.

4.- TUMORES DE CABEZA Y CUELLO

La mucosa oral, revestimiento que cubre el interior de la boca, fosas nasales y faringe, pueden presentar patologías, tanto benignas como malignas.

  • Las lesiones de la boca (patología benignas), ya sean secundarias al uso de fármacos, situaciones fisiológicas, infecciones y traumatismos... será necesario distinguir entre las lesiones beningnas y las premalignas como las leucoplasias y eritroplasias que finalmente se pueden trasformar en procesos malignos muy destructivos.
  • El cáncer oral suelen estar relacionados con el consumo de tabaco, alcohol y actualmente se está relacionando en algunos casos con el VPH y dado que son tratamientos quirúrgicos muy radicales que exigen precisión y destreza para manejarse entre las estructuras del cuello, es conveniente proceder a realizar una biopsia ante heridas que prevalezcan más de 15 días en boca, para identificar lesiones y elaborar diagnóstico y tratamiento preciso y precoz.
  • Tumores cutáneos de cara y cuello, que idealmente vamos a tratar en fases iniciales.

5.- GLÁNDULAS SALIVARES

Su función principal de las glándulas salivares consiste en iniciar la digestión de los alimentos y mantener la humedad adecuada en la boca para proporcionar la salivación que necesitan los alimentos.

Estas glándulas pueden verse afectadas por la aparición de tumores o inflamaciones, que en la mayoría de casos son benignos.

Los casos que necesitan intervención quirúrgica requieren precisión y destreza para realizar el tratamiento sin lesionar el nervio facial, (que recorre el espesor de la glándula parótida) y n. lingual en la proximidad a la glandula submaxilar y sublingual.

6.- TRAUMATISMOS FACIALES

Los traumatismos faciales presentan características distintas a los traumatismos que se producen en el resto del cuerpo, y van a producir unas consecuencias que dependen de la zona en la que se produce la lesión:

  • Traumatismos faciales: afectan a los huesos de la cara, producen problemas funcionales y estéticos (nariz, órbita, parpados...).
  • Traumatismos maxilares y mandibulares: las fracturas cuando se localiza en la mandíbula o en el maxilar superior, suele afectar a la oclusión dentaria (relación entre dientes superiores e inferiores). Esta afectación puede producir complicaciones en la masticación, en la articulación temporomandibular y otros dolores cuando no se reduce ni estabiliza la fractura correctamente.

7.- CIRUGÍA ORTOGNATICA (Deformidades faciales)

Engloba una serie de intervenciones quirúrgicas dirigidas a corregir deformidades dento-maxilo-faciales para conseguir un equilibrio estético y funcional armónico.

Es una parte clave de la especialidad de cirugía maxilofacial que está orientada a armonizar la cara de forma estética y funcional con la movilización de las estructuras esqueletales.

  • Mordida abierta
  • Sonrisa gingival
  • Prognatismo mandibular
  • Retrognatia mandibular
  • Asimetría facial